Preguntas para saber si necesitamos un Acompañamiento Espiritual


Caminando Juntos

SIENTE Y ESCUCHA EN TU INTERIOR … LAS RESPUESTAS A ESTAS PREGUNTAS.

Revisando mi vida, ¿me siento satisfecho con lo que he vivido y conmigo mismo?

¿He hecho en mi vida lo que tenía que hacer?

¿Encuentro sentido a mi vida? ¿Soy Feliz?

¿Me siento querido por las personas que me importan?

¿Me siento en paz y reconciliado con los demás?

¿Creo que he podido aportar algo valioso a la vida o a los demás?

¿Soy Quien quiero Ser? ¿Necesito hacer cambios en mi vida?

¿Me siento conectado con una realidad superior (el Trascendente, Dios, el Universo … )?

AQUI TIENES UNA PROPUESTA DE CAMINANDO JUNTOS: LA EXPERIENCIA DE SER ACOMPAÑAD@


Acompañamiento Espiritual

QUE ES ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL

Es en primer lugar, saber que tienes a tu lado a una persona dispuesta a hacer este tramo del camino contigo, con lo que supone una compañía de espiritualidad libre y capacitada.

Este acompañamiento atiende a las diversas dimensiones de la persona: física, psicológica, existencial (afectiva y racional / sentimental y mental), espiritual. No es que nosotros sepamos de todo o te vayamos a responder a todo, pero te sabremos acompañar a las reflexiones o análisis, para iniciar una búsqueda y hallar la opción más elevada, en las cuestiones que surjan en el camino o las inquietudes que se originen en la nueva construcción que hagamos.

El acompañamiento que hacemos tiene como objetivo orientar a la persona, según lo que SOMOS y estamos llamados a SER, que termina siempre en trascendencia, entendida como apertura/entrega a los demás y apertura/entrega a Dios, de quien somos hij@s.

Es una ayuda orientada a personas que quieren crecer y evolucionar en su vida. Una ayuda que no está orientada fundamentalmente a resolver problemas, aunque habrá que afrontarlos, sino que busca crecer en todas las dimensiones que SOMOS.

Es nuestra experiencia de estos años lo que vamos a compartir en la convivencia, la cual a algunas personas les puede parecer exigente. Miramos adecuadamente lo que se le pueda pedir a cada persona, pero sin duda, lo que vas a encontrar en nosotros es un acompañamiento que saque lo mejor de ti. Y esto a veces, resulta exigente. Debes estar dispuest@ a éste caminar amoroso y también exigente que busca sacar lo mejor de ti.

Por supuesto, en el acompañamiento está asegurada la confidencialidad. Lo que una persona nos confía, es sagrado como ella lo ES.


Acompañmiento Espiritual

QUE NO ES ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL

Nosotros caminamos a tu lado, estamos para compartir y reflexionar tus inquietudes y preguntas, y nos implicaremos más, en cuanto más te impliques en tu propio proceso. Pero nosotros no hacemos tú camino, y por tanto, debes distinguir entre que caminemos a tu lado (SI) y que caminemos por ti (NO). Puesto que eres tú quien debes vivir tu vida (crecimiento y evolución). Nosotros te ofreceremos orientaciones, perspectivas y vías para crecer. A ti te toca ponerlas en práctica. A veces te costará, o no verás claro un camino, en cuyo caso replantearemos dicho camino.

Si lo que quieres es comentar tus problemas, desahogarte, pero realmente no quieres crecer, no somos lo que buscas. Si quieres a alguien que “te cuide” y te mantenga en lo que estás, no somos lo que buscas.

El acompañamiento no es un modo de confraternizar o comentar amigablemente lo que se nos pasa por la mente o por la cabeza, o lo que nos gustaría que fuera la vida, o lo que deben hacer los políticos, o la iglesia, o tal grupo … aquí traes tu vida porque quieres evolucionar y SER mejor versión de lo que has sido. No estamos en reflexiones o cuestiones de terceros, comunes o no.

El acompañamiento no es una relación en la que “tú me cuentas a mí y yo te cuento a ti”, sino una relación en la que ambos nos disponemos a dejarnos conducir por nuestro SENTIR en conjunto.


¿POR QUÉ HACEMOS ESTO …?

El tiempo que llevamos haciendo nuestro camino nos ha hecho ver que caminar junto a otras personas es una forma de ayudarnos muy necesaria, porque los humanos queremos crecer y evolucionar, pero no sabemos cómo. Quisiéramos soltar lastre y empezar a caminar de un modo ligero y libre; quisiéramos atender a lo importante y no pasarnos la vida enredados en lo que no lo es; y ya no queremos responder a las grandes preguntas de modo teórico, sino de modo en experimentar con nuestra propia vida.

Hemos sentido el COMPARTIR LA EXPERIENCIA DE CONVIVR “CAMINANDO JUNTOS” desde donde se hará el acompañamiento, aprendiendo a desplegar con los aciertos y errores que nos lleve la convivencia.

A lo largo de estos años, hemos aprendido algunas técnicas y herramientas que nos ayudan en algunos momentos difíciles del camino y del acompañamiento. Hemos experimentado algunas y comprobado cuales a nosotros nos han funcionado y cuales no, con que personas funcionan unas cosas y con cuáles otras.

Hemos tenido muchas experiencias en nuestro camino. De todo ello hemos aprendido en nuestras convivencias y así hemos confirmado que el acompañamiento es una forma de AMAR y SERVIR a los demás …

¿CÓMO LO HAREMOS?

Si estas interesad@, rellenas el formulario de la página de Contacto o pulsando aquí y nos dices que quieres empezar un acompañamiento y por qué.

Nosotros te responderemos; y si lo que planteas coincide con lo que ofrecemos, te enviaremos unos documentos para conocerte mejor.

En el primero que te enviaremos, te explicamos las normas o reglas del acompañamiento, que son la base en el que se plantea la relación que comenzamos.

El segundo, es un cuestionario que tendrás que responder y enviarnos; con él nos haremos una visión global de lo que has vivido, de lo que estás pendiente y lo que quieres vivir.

Después de que aceptes el primero y nos envíes respondido el segundo, tendremos una entrevista virtual o presencial, para intercambiar algunas cuestiones o informaciones adicionales, establecer un criterio de acompañamiento adicional, conocernos un poco más …

¿CUANTO TIEMPO DURA EL ACOMPAÑAMIENTO?

Acompañamiento Espiritual

Como toda relación, la relación de acompañamiento está sujeta al ritmo de la vida, por ello, no ponemos una fecha precisa, sino que nos colocamos en actitud de apertura a lo que se vaya dando, desde la implicación y la libertad.

Eso sí, nos centraremos conjuntamente a trabajar en aquello que necesitas. En principio nos planteamos CAMINAR JUNTOS un tramo del camino.

El acompañamiento en convivencia, tiene su mayor ventaja de poder caminar, compartiendo y experimentado lo que tienes que vivir.

Es una ayuda primordial sentirse acompañad@ en el encuentro con tú Espiritualidad.

En esta propuesta, y presuponiendo todo lo anterior, nosotros apuntaríamos un plazo orientativo de unos 2 a 6 meses de tiempo mínimo, y después de los cuales podremos ver cómo van las cosas.